Bandera roja para el Central Park

A más de 2 años de la puesta en marcha de la planeación y construcción del escenario para deportes a motor conocido como Central Park, el proyecto vuelve a hacer un alto en el camino para subsanar los múltiples inconvenientes, no solo entre las partes contratantes y contratistas, sino también con instituciones ambientales, administrativas, de control administrativo y judicial. Los motores seguirán apagados y las tribunas vacías hasta que se cumpla el paso a paso del plan de trabajo próximo que redefinirá el largo proceso de la obra.


Manuela Mesa Restrepo / manuela.mesar@upb.edu.co


Luego de que en 2008 desapareciera el kartódromo José Roberto Guerrero por la remodelación de la unidad Deportiva Atanasio Girardot, Antioquia y en especial el Valle de Aburrá volvieron a soñar con un escenario especializado en deportes a motor. El 29 de agosto de 2019, el Antioquia central park – Parque deportes a motor inició el proceso de construcción en el nororiente del área metropolitana, municipio de Bello. Sin embargo, a la fecha aún la Gobernación de Antioquia e Indeportes Antioquia no han realizado la entrega oficial de la obra a la comunidad por diversos factores: litigios prediales, estructurales de diseño, arqueológicos y de salubridad, que congelaron los avances.


Desde los orígenes, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá tenía planificado, por las condiciones del terreno, un proyecto más ambiental que deportivo, pero, con los avances y la estructuración del mismo, a finales del año 2018 las autoridades decidieron la realización de un escenario multimodal que contara con espacios ecológicos y culturales que apoyaran la integración de los ciudadanos, junto a un circuito de carreras que fomentara la práctica deportiva, no solo a motor, sino también de ciclismo, atletismo, patinaje y otras disciplinas.


En neutra el avance del autódromo

Desde la administración de Luis Pérez, en el llamado Central park hay faltantes que la actual gobernación debe afrontar para terminar el centro multimodal: “Un tema de redes hídricas y eléctricas, que son muy importantes tenerlas en cuenta y que no se tuvieron en cuenta. Y un tema que a nosotros nos parece importantísimo, que son prediales por definir todavía. Ese tipo de elementos, todos mezclados, generaron unos retrasos que nos parece que, evidentemente, se llevaron junto con otros elementos como la pandemia y el encuentro de unos hallazgos arqueológicos, para que no se tuviese la entrega de dicho escenario”, comentó el gerente de Indeportes Antioquia, Héctor Betancur Montoya.


Anticipos vs desarrollo de la obra

En la sesión número 07 del 30 de agosto de 2021 de la Asamblea de Antioquia, el secretario de Infraestructura, Hábitat y Sostenibilidad de la Gobernación de Antioquia, Juan Pablo López, expuso las dificultades que presenta el proyecto desde el empalme que se realizó con la administración anterior.


Según el servidor, desde los primeros contratos que se suscribieron en el mes de mayo de 2019 entre Indeportes y la Empresa de Vivienda e Infraestructura de Antioquia (VIVA) vienen los inconvenientes relacionados con las formas de pago. Actualmente, en la contratación de obra pública la ejecución física está por delante de la ejecución financiera, debido a que siempre se paga contra obra ejecutada. En este proyecto se inició con un plan de pago mes a mes, no concordante con el proceso de ejecución física; es decir que el ritmo de los avances constructivos de la obra no correspondía con la cantidad de dinero entregada. Aunque el 9 de julio de 2019 se cambió la forma de pago para que se siguiera haciendo sobre el avance de la obra, en diciembre de ese año, fecha estimada de finalización del proyecto, existía un 50% de ejecución financiera frente a un 36% de ejecución de la obra.


Luego de ese primer convenio de mayo de 2019 entre Indeportes y VIVA, hubo diversas modificaciones: adiciones de recursos, variaciones estructurales al proyecto y se cambió el tiempo de entrega. El 27 de junio de 2019, Indeportes le da la potestad a VIVA para que renuncie a la póliza: “Bajo sesión ordinaria de Consejo de Gobierno, se determinó ‘retirar las garantías en el contrato celebrado entre Indeportes Antioquia y la Empresa de Vivienda de Antioquia para la ejecución del Central Park’”, expuso el secretario Juan Pablo López en su intervención ante la Asamblea. El 27 de septiembre de 2019 se añadieron recursos por un valor de 12 625 millones de pesos para la construcción de las tribunas y edificaciones. Sucede lo mismo el 7 de noviembre de 2019, fecha en el que se adicionaron 5 885 millones de pesos para los alcances adicionales en el proyecto y, el 19 de diciembre de 2019, se realizó la quinta modificación correspondiente a una adición de recursos de 14 717 millones de pesos y se amplía el tiempo del convenio para que pase a la vigencia del próximo año.


Terreno compartido

Por otra parte, López expresó que Indeportes y VIVA no contaban con la capacidad técnica ni con la experiencia suficiente para cumplir con el tiempo estimado de obra de 4 meses en un proyecto de tanta envergadura. Además, según expuso, se inició la construcción sin resolver las dificultades con los permisos prediales entre municipios y sectores aledaños al llamado Central Park.


La contralora general de Antioquia Elsa González, en la misma sesión de la Asamblea de Antioquia, expuso que: “No se encuentran Actos Administrativos de los Municipios del Valle de Aburrá, solo oficios que indican no estar interesados en ese momento sobre el Derecho Patrimonial […]”. Los actos administrativos son manifestaciones o declaraciones emitidas por una administración pública en las que impone su voluntad sobre los derechos, intereses o libertades con un sujeto público o privado y esto guarda relación con los litigios prediales correspondientes que tiene el proyecto, uno con la unidad residencial La Vida es Bella y otro con un parqueadero colindante. Estas situaciones afectan el recorrido y conexión del circuito, zonas de circulación peatonal y la salida de pits.


El parqueadero en mención, según las autoridades, hace parte del prque Tulio Ospina y su recuperación del uso dado para el aparcamiento, talleres mecánicos, estaderos y hoteles inició desde el año 2018. “Producto de la orden de Policía que indica la recuperación del lote Tulio Ospina, que pertenece a la Gobernación de Antioquia y al Área Metropolitana y en el cual se proyecta ejecutar un megaproyecto, la Inspección con funciones de espacio Público y la Policía Nacional procedieron en la tarde del viernes 22 de junio [de 2018] a cumplir con dicho procedimiento”, informó la Alcaldía de Bello en su página web oficial.


Incluso se sellaron los establecimientos para lograr el desalojo de acuerdo con la orden policial: “Nos acercamos a cumplir con nuestras funciones y a recuperar el lote que pertenece a la Gobernación de Antioquia. Es importante resaltar que nosotros cumplimos con una orden de Policía y es competencia propia responder por dicha obligación, nosotros como entidad del estado actuamos según la ley, siempre buscando no vulnerar las actuaciones por la cuales respondemos y sin agredir, ni afectar a la ciudadanía sino siempre ligados al marco de la norma”, indicó Julián Yepes, Inspector de Policía para la Alcaldía de Bello.


Al respecto, le secretario López explicó en la sesión de la Asamblea de Antioquia que: “Tenemos dos situaciones de gestión predial complejas que tenemos que resolver de dos formas: una es seguir adelante con la gestión predial o dos, hacemos unas modificaciones técnicas menores al proyecto y eso nos evitaría tener que hacer una gestión predial que puede ser dilatante y compleja”.


Redes, restricciones ambientales y hallazgos arquelógicos

Existen otros condicionantes relacionados con entidades con las que el proyecto tiene interdependencia como Empresas Públicas de Medellín, por ejemplo. Por el predio pasan redes eléctricas con torre de contención, un gasoducto que requiere de un procedimiento de retiro para su protección y una red de conducción de agua de la planta Manantiales. Estas condiciones impiden la terminación del circuito de carreras, la estructuración de algunas entradas de acceso, la conexión de viaductos y sistemas de captación para drenes, lo cual aún se debe diseñar, definir y aprobar con el acompañamiento de EPM.


Para la finalización de la pista, se debe evaluar el estado y los posibles cambios que realizará EPM y, por su parte, la empresa constructora debe entender lo que sucederá para continuar o no con la obra. “Con unos análisis de retrospectiva que ellos tienen de la actualización de sus redes, sobre todo de acueducto y alcantarillado, que pasarían por el medio del proyecto, eso implicaría que, cuando lleguen, tienen que hacer una destrucción de lo construido”, explicó el secretario de despacho de Infraestructura, Hábitat y Sostenibilidad de la Gobernación de Antioquia.


El medioambiental es otro de los factores que ocasionaron los múltiples retrasos del Gran Parque Metropolitano: el personero del Municipio de Bello, Bernando de Jesús García, explicó en la Asamblea de Antioquia que las obras cuentan con permiso de ocupación de cauce otorgado por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y el permiso de Aprovechamiento Forestal de Árboles Aislados. Sin embargo, el secretario de despacho de Infraestructura, Hábitat y Sostenibilidad de la Gobernación de Antioquia manifestó que: “Hay dificultades en las licencias ambientales porque no habían sido adquiridas y gestionadas en su momento y hoy tenemos multas pendientes por parte de la ANLA por no haber hecho estos procesos en su debida forma”. Por ejemplo, hay algunos especímenes arbóreos que impiden intervenciones en salidas de zona de paddock, que es el lugar en el que se aparcan los camiones, herramientas de mecánica y casetas para los clubes participantes. Esto significa que hay licencias pendientes por resolver con la ANLA.


De otra parte, el 8 de mayo de 2019 el arqueólogo Juan Pablo Diez halló un lugar de vivienda indígena en el que había restos óseos cremados, guardados en una vasija de cerámica. Estas novedades de prospección arqueológica limitan aún la construcción del proyecto porque no se determina la reubicación o no de estos elementos, además las actividades que se realizan involucran el manejo y el tratamiento de los materiales extraídos.


Un recorrido por las obras inconclusas del Central Park en Bello. Fotos: Manuela Mesa Restrepo.


La bandera a cuadros se mantiene abajo

“Dentro de VIVA creamos la dirección de Control Interno y llevamos todo el proceso en él para que tuviera la mirada disciplinaria que necesitara. También inscribimos el proyecto en el Programa Compromiso Colombia, este es preventivo, para evitar que un proyecto como estos se convierta en elefante blanco. Pero adicionalmente para que la Contraloría nos acompañe porque, cuando vemos todas las actuaciones jurídicas y administrativas, también necesitamos de esa compañía para no tomar ninguna decisión que no esté encaminada en los principios de legalidad”, dijo Juan Pablo López, el secretario de despacho de Infraestructura, Hábitat y Sostenibilidad de la Gobernación de Antioquia.


Compromiso Colombia es una estrategia de Control Fiscal Participativo de la Contraloría General de la República que aspira a ayudar en la ejecución de los proyectos que presentan complicaciones. Además, pretende impulsar el cumplimiento de los objetivos de las entidades que se vigilan para garantizarle a la ciudadanía la entrega oportuna y los beneficios de los contratos y políticas públicas.


No obstante, el proyecto que implica 142 000 millones de pesos no parece tener una fecha concreta de terminación. Betancur explica que: “Es muy apresurado colocar un tiempo. Nosotros primero tenemos que liquidar la fase 1 y fase 2 con la empresa contratista.” Ante la situación, la Contraloría General de la Nación ha anunciado que emprenderá la tarea de acompañar y terminar la obra con el Programa Compromiso Colombia. Incluso, el contralor general Felipe Córdoba comentó, en una visita que realizó al parque junto con pilotos y otros encargados en el mes de agosto de 2021, que: “El secretario general dice que máximo el próximo año, en el primer semestre, va a terminarse la obra”.


El seguimiento de la Contraloría, Gobernación e Indeportes será una estrategia que permitirá acelerar los procesos de terminación del proyecto. “Nuestro reto es, durante el próximo año, poder decirle a la comunidad: terminamos la obra. Estamos muy comprometidos y convencidos de que no va a ser un elefante blanco, que es la preocupación de la Contraloría. En realidad, y en eso yo me uno a los amantes al deporte a motor y a los deportistas, queremos un escenario”, aseguró el gerente de Indeportes.


Así va el centro multimodal

Para finales de junio de 2021 el último reporte preliminar entregado por la Interventoría, ejercida por la Institución Universitaria Colegio Mayor de Antioquia, expresa que la construcción tiene un avance del 86%, lo que significa que el 14% restante; es decir que la fase 3 es la que está a la espera. “Consideramos que aquí hacemos un corte con la Interventoría para que miremos qué nos queda faltando, qué se ha hecho con respecto a la inversión del valor invertido, cuánto se ha llevado en obra”, y agregó: “Estamos en la etapa de liquidación bilateral entre Indeportes que es la empresa que contrató a VIVA, que es la empresa constructora, y ya empezar a hacer la fase tres”, expuso el gerente de Indeportes Antioquia.


Las entidades implicadas trabajarán en la estructuración pensada desde la funcionalidad y la destinación del espacio. En el momento, no existe un proyecto trazado para la tercera fase. A esta situación, el personero del Municipio de Bello expresa: “Se observa una infraestructura construida que consiste en unas graderías, las cuales en el interior no tienen nada construido y solo guardan escombros, restos de ladrillos y material”.


La construcción hace parada en el Pit stop

Muchos factores afectan la terminación del Antioquia central park – Parque deportes a motor. Según lo expuesto por Juan Pablo López en la Asamblea de Antioquia, el plan de trabajo apunta a hacer un alto en el camino para superar los condicionamientos técnicos, ajustar los diseños y formular nuevas contrataciones para la ejecución, avanzar en el proceso de liquidación técnica, jurídica y financiera entre las partes, adelantar estudios de mercado que permitan evaluar los diferentes escenarios de sostenibilidad, operación y mantenimiento de la infraestructura y realizar una revisión en el marco de planificación territorial del Norte del valle de Aburrá, que permita realizar inversiones eficientes y acertadas.


Igualmente, la contralora general de Antioquia Elsa González explicó que: “Para la Contraloría General de Antioquia no es posible establecer una fecha hasta tanto no se surtan las diferencias contractuales entre las partes”.


Aspiraciones de los deportistas

El motociclismo es una de las disciplinas que más anhela el espacio del autódromo. Actualmente, aquellos que practican carreras de alta velocidad deben de realizar largos viajes para acceder a un circuito de carreras o buscar lugares funcionales para el deporte. Brandon Vásquez, motociclista perteneciente al equipo Ducks Stunt de la Liga Antioqueña y líder del equipo juvenil Ride or die, comentó que: “Para poder practicar un deporte como lo es moto velocidad es muy complicado porque hay que viajar hasta Tocancipá. Está demasiado lejos y son gastos demasiado grandes”, y agregó: “Las expectativas que tenemos son grandiosas y queremos educar. Después de que esté el autódromo sé que a la motovelocidad la van a respetar más y los ambientes empíricos como las calles van a salir y se van a abrir más posibilidades”.


Además de ello, la multifuncionalidad del Central Park permitirá que diversas disciplinas tengan un espacio pertinente para el entreno y la dispersión de los jóvenes deportistas. Héctor Betancur explicó que: “Allí, la idea nuestra es inicialmente que las Ligas tengan un muy buen escenario, un escenario que nosotros consideramos muy apropiado, con muy buenas características técnicas para el desarrollo de múltiples actividades deportivas”, y agregó: “Hacemos un llamado para que este no sea un escenario de vocación solamente al automovilismo, sino un escenario de vocación polifacética, pero más que todo, que sea un escenario que permita la integración de la familia”. Por lo pronto, todos los planes dependen de que se desaten los numerosos nudos que tiene el parque metropolitano en Bello.


¡Comparte este contenido en tus redes sociales!
Publicaciones recientes
Archivo
Buscar por etiqueta