Recuperar el foco en los deportistas, la nueva premisa de Indeportes

Durante el pasado periodo de gobierno, el Instituto Departamental de Deportes de Antioquia (Indeportes) atravesó una de las más graves crisis de su historia. Un escándalo por una presunta red de corrupción que habría desfalcado a la entidad en al menos de 5.124 millones de pesos, según la Fiscalía, y una cadena de errores administrativos que culminó con la pérdida del título en los pasados Juegos Nacionales, después de 12 años de supremacía, fueron el cierre de un ciclo que dejó sinsabores en cientos de entrenadores y deportistas de alto rendimiento.


Bajo ese contexto, el pasado 1 de enero, el gobernador Aníbal Gaviria posesionó a Sergio Roldán Gutiérrez como gerente de Indeportes Antioquia. El nuevo funcionario, abogado especialista en planeación urbana y quien por primera vez asume un cargo relacionado con el sector deportivo, conversó con CONTEXTO sobre los retos de la entidad de cara a los próximos cuatro años.


Con base en la información que ustedes recabaron durante el proceso de empalme ¿cómo califica la gestión de la pasada administración?


A nosotros no nos toca calificar la gestión. Dirigir algo en lo público es muy difícil, implica un montón de trámites. Yo creo que todo se resume en que hay que poner mayor supervisión en los procesos. Esa es la enseñanza que nos deja de tema. Uno cree que las instituciones están como por inercia moviéndose y no, hay que tener una persona que tenga la capacidad de direccionar lo que pasa.

Las ligas e Indeportes Antioquia suscribieron en enero pasado un pacto de buena voluntad para fortalecer el trabajo coordinado en pro del deporte regional. Foto: Indeportes Antioquia.


Bajo su mirada ¿a qué se debió la pérdida del liderato de Antioquia en los Juegos Nacionales?


Son muchos factores. Por un lado creo que Indeportes perdió el foco, se concentró en infraestructura cuando el foco es el deportista y su proceso. También se descuidó la redacción de la carta fundamental de los juegos. Colombia dejó politizar el deporte y entonces entre dos actores políticos definieron eso como quisieron. Los Juegos Nacionales, como se han venido dejando manipular por un montón de situaciones políticas y técnicas ya no son un fogueo. Nosotros tenemos deportistas que ganan seis o siete medallas de oro, es decir, que no hay fogueo. Su fogueo es en los juegos panamericanos, suramericanos, iberoamericanos y en los olímpicos.


¿Qué otros errores influyeron?


También hubo un proceso administrativo muy débil con respecto a uno de los elementos en los altos logros que es el hospedaje, eso implica el tiempo de descanso y la nutrición completa. Ahí hubo muchos errores. Entonces, como el tema se empezó a desarrollar mal desde el principio y acabó mal.


Durante el pasado gobierno una decisión muy criticada por los entrenadores fue la suspensión del servicio de alimentación en la villa olímpica Antonio Roldán ¿que pasará con eso?


Hemos estado trabajando a todo precio para reactivar eso, incluso haciendo un montón de movimientos presupuestales para poder lograrlo. El objetivo es que el atleta que esté en la villa esté tranquilo y con todo resuelto. Con la rutina de entrenamiento, con el entrenador y la comida y que cada mes se le desembolse el incentivo para que pueda mandar a la casa algo. Ese es el compromiso de nosotros y estamos trabajando en eso.


¿Y que pasará con los entrenadores?


Yo tomé la decisión de contratar directamente con los entrenadores del departamento. Hasta este momento son casi 200 entrenadores contratados directamente por Indeportes que empezaron en este mes de marzo. Indeportes no fue capaz de resarcir el daño causado a ellos pagando las mesadas que ellos dejaron de percibir el año pasado, porque jurídicamente no hubo una salida. Pero en este momento tenemos muchas cosas resueltas, volvimos a abrir la villa con todo adentro y le desembolsamos los incentivos a los deportistas. De afuera es muy fácil juzgar y preguntar, pero todo eso nunca se había hecho tan rápido y tan eficiente.


¿Cuál es la estrategia para revertir la fuga de talentos que tanto afectó a la delegación de Antioquia durante los pasados Juegos Nacionales?


Desde afuera todo el mundo juzga, mira y hace sus comentarios un poquito irresponsables. Tener una medalla de oro en los Juegos Nacionales implica más o menos siete años de formación en los clubes, ligas y equipos de alto rendimiento que están vinculados a Indeportes. Entonces cuando alguien gana oro y viene un departamento que no tiene capacidad de formarlos y los compra ¿qué hace uno ahí? Yo creo que esa pelea no se tiene ni que dar.


¿Por qué no se tiene que dar esa pelea?


Primero porque el gobierno nacional permite eso y segundo porque hay deportistas de alto nivel que, pese a las dificultades, siguen aquí. La estrategia será darle la oportunidad a los que tienen plata para que saquen oro, porque están en el proceso de formación. Yo esa puja no la voy a dar.


¿Eso quiere decir que se van a fortalecer los incentivos a los deportistas?


Es que los tienen. Lo que pasa es que hubo un periodo de dirección de Indeportes donde hubo muchos atrasos e irregularidades con ese tema. Hay gente que se pregunta cómo es que no se apoya un deportista si ganó una medalla de oro. Eso ni siquiera es responsabilidad mía, eso lo tendrían que hacer las ligas. Pero como ellas no hacen su trabajo, en vez de ir a buscar plata a donde deben ir a buscarla, vienen y me buscan a mí, a Indeportes, para que yo les patrocine lo que les toca hacer a ellos. El incentivo funciona cuando cada quien hace su trabajo. Si la liga hace su trabajo, funciona. Si el club hace su trabajo, funciona. El trabajo será la articulación de todo ese el subsistema de deporte del departamento, que todos aporten en igualdad de condiciones.


¿Usted cree que las ligas deben organizarse más?


Yo creo que sí. La liga no puede venir a decirme a mí “págueme dos entrenadores y apóyeme en este evento”, cuando su trabajo es ir a gestionar eso. No lo hacen y su recurso es remitirse a Indeportes, diciéndole: “Si usted no me dá entoces me voy para Valle, si usted no me ayuda esto lo hago en tal parte”, como si esto fuera una actividad comercial. Esto es una actividad social y el trabajo de nosotros es fomentar el deporte. Hay muchas ligas haciendo un trabajo muy bien hecho, pero hay otras que no están haciendo absolutamente nada.


Hace un momento usted planteaba que uno de los errores de Indeportes fue haberse concentrado en la infraestructura ¿por qué?


Yo creo que sí. Se forzó a dos empresas muy importantes de Antioquia a meterse en unos proyectos que no teníamos, desde la sensatez, ni siquiera porqué pensar en hacerlos. Había que resolver otras cosas primero. A mi no me corresponde decir si me gusta o no el Central Park, si estoy de acuerdo o no, ahí está y hay que seguir. Pero yo me pregunto: si Indeportes no tiene un solo escenario deportivo, ni uno, ¿por qué se concentra en eso? ¿En un escenario de 150 mil millones de pesos? ¿Por qué? Ese no es el foco. Indeportes tiene una unidad de infraestructura, que ha diseñado y supervisado gran parte de los escenarios deportivos de Antioquia, pero Indeportes no construye.


La prioridad será el apoyo y promoción al trabajo de los deportistas. Las contingencias por la pandemia de coronavirus hace todavía más urgente esta tarea. Aquí, integrantes de la selección de tiro con arco durante la más reciente parada nacional. Foto: Indeportes Antioquia.


En resumen, ¿cuáles son los proyectos principales que van a impulsar durante estos cuatro años?


Tenemos como línea principal la potenciación del rigor en la formación de alto nivel. La multiplicación de la atención y la cobertura en fomento. Y la generación de unidades de negocio que sean capaces de sostener parte del valor que implica el mantenimiento de los escenarios deportivos.







¡Comparte este contenido en tus redes sociales!
Publicaciones recientes
Archivo
Buscar por etiqueta