“Yo soy un poeta binacional”: Juan Calzadilla

El primer homenajeado con el premio León de Greiff al Mérito Literario es el poeta venezolano Juan Calzadilla. El reconocimiento busca darle relieve a la obra poética, a su papel en las sociedades, a su valor como testimonio de su tiempo. Apuntes sobre la obra del poeta desde los jurados, los lectores y desde él mismo. Cubrimiento especial de la Fiesta del Libro en Contexto.

Juan Calzadilla ganador del premio León de Greiff al Mérito Literario. Foto por: Yorley Ruiz

Juan Calzadilla, ganador del premio León de Greiff al Mérito Literario 2016. Foto: Yorley Ruiz

Por primera vez, en el marco de la Fiesta del Libro y la Cultura en Medellín fue entregado el Premio León de Greiff al Mérito Literario. El poeta venezolano Juan Calzadilla fue merecedor del galardón que busca reconocer la vida y obra de un escritor; en los años pares se premiará a un poeta y en los impares a narradores (cuento o novela).


Durante la ceremonia, Julio Acosta Arango, vicerrector de la Universidad Eafitt, una de las entidades aliadas que hace posible el premio, expresó: “Nuestra intención con este premio es acercar a los lectores a la obra de un poeta y para que a su vez esas mismas letras sirvan de faro”. Acosta destacó la importancia de la poesía y la literatura para la vida de los seres humanos.


Por otro lado, Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, coincidió en el valor de la literatura en las sociedades y reconoció que esta ciudad que es más acción que contemplación guarda un espacio importante para la figura del poeta.

De derecha a izquierda: Julio Acosta Arango, vicerrector de Eafit; Amalia Londoño, secretaria de cultura de Medellín; Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín; Juan Calzadilla, ganador del permio. Foto por: Yorley Ruiz.

De derecha a izquierda: Julio Acosta Arango, vicerrector de Eafit; Amalia Londoño, secretaria de cultura de Medellín; Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín; Juan Calzadilla, ganador del premio. Foto: Yorley Ruiz.

Con su voz pausada e ideas claras Juan Calzadilla, el galardonado, recordó la poesía de los años 70 donde, según él no había distinción entre países, se entendía más bien como un solo universo, para ilustrarlo habló sobre el Nadaísmo en Colombia y sobre el movimiento vanguardista El Techo de la Ballena en Venezuela, donde los poetas iban de un lado para otro y colaboraban entre sí, por ello recalcó que: “Yo no soy un poeta nacional, tampoco soy un poeta colombiano, por supuesto, soy un poeta binacional, si quieren, mejor bifronterizo”. Calzadilla reconoció más similitudes que diferencias entre la poesía Latinoamérica e incluso propuso que se hiciera del Premio León de Greiff una escuela donde se tratan temas de la poesía a la luz de las letras del poeta antioqueño.

Calzadilla, un hombre que actualmente tiene de 85 años de edad, comenzó su carrera como escritor siendo periodista, más adelante como cofundador de la vanguardia venezolana El Techo de la Ballena mostró sus inclinaciones artísticas y activistas frente a la situación social de su país, además su sátira y verso libre le permitieron definir un estilo propio como se evidencia en su primera publicación en 1954 con un libro llamado Primeros Poemas. Como artista plástico y crítico de arte, en 1997 recibió el Premio Nacional de Arte de Venezuela. A pesar de que Juan Calzadilla no se reconozca así mismo como un poeta profesional ni como un crítico de arte, su trabajo le ha aportado a su país de una manera significativa, tanto así que ahora, rompiendo fronteras, es visible para toda Latinoamérica.

Juan Calzadilla, un artista integral, poeta, ensayista, crítico, entre otros, busca con el premio lograr más lectores para sus textos y reconoce la importancia de la nueva antología de su obra llamada Precipicio sin bordes, con prólogo escrito por Juan Manuel Roca y publicado por el Fondo Editorial Universidad Eafitt, ya que esta permitirá una visibilidad mayor no solo de su poesía sino de otros poetas de su país.

Jurado del premio León de Greiff, de derecha a izquierda: Juan Camilo Suárez Roldán, Juan Calzadilla, Piedad Bonnett, Alberto Barrera Tyszka y Juan Manuel Roca. Foto: Yorley Ruiz.

Jurado del premio León de Greiff, de derecha a izquierda: Juan Camilo Suárez Roldán, Juan Calzadilla, Piedad Bonnett, Alberto Barrera Tyszka y Juan Manuel Roca. Foto : Yorley Ruiz.

El papel del poeta en el siglo XXI

Como parte de los jurados del premio León de Greiff, Piedad Bonnett y Juan Manuel Roca le contaron a Contexto la importancia del poeta y la poesía para el siglo XXI. Bonnett señaló que pese a que no es tan diferente al poeta del tiempo de los griegos y del Renacimiento, la diferencia está en su época, ya que: “Lleva la lengua a un extremo de ruptura que es capaz de descubrir lo que de alguna manera ahí estaba para siempre”. El poeta, según la mirada de Bonnett es el que permite encontrar sentido donde aparentemente no está, se convierte en un vocero de la belleza e incluso de la fealdad, como el poeta contemporáneo, que expresa lo humano.


Roca por otro lado explicó que las humanidades y las artes son necesarias para una sociedad porque permite el ‘mestizaje’, el cruce de caminos que dan paso a la preocupación por el otro; además expresa que una sociedad que no esté interesada por las humanidades y las artes es “una sociedad hueca, vacía, deshabitada, es una sociedad que sin duda está dirigida a lo peor en el futuro”.


Según ellos, Juan Calzadilla, como ejemplo para Latinoamérica de poeta contemporáneo y de artista integral, muestra con su obra cómo las letras, el arte y las humanidades en general son de gran importancia para las sociedades que, superando sus conflictos y diferencias, se unen para hablar de lo humano, que de muchas formas influye en lo social.



Firma del libro Precipicios sin Bordes. Antología Personal de Juan Calzadilla al final de la ceremonia de premiación en medio de un coctel ofrecido por los creadores del premio. Foto: Yorley Ruiz.

¡Comparte este contenido en tus redes sociales!
Publicaciones recientes
Archivo